Con quiénes sirvo

Con quiénes Sirvo.

Desde hace ya algunos años, tengo el privilegio, la gran responsabilidad y la honra de poder servir a Jesucristo en el ministerio junto a personas que están apasionadas y completamente entregadas a Él. Hace algunos días estaba muy agradecido con Dios de pensar en todo lo que he podido vivir en este tiempo y con cada una de estas personas las cuales han bendecido grandemente mi vida. He aprendido mucho de cada uno de ellos, son hombres y mujeres de Dios que han tomado enserio el compromiso con Él y buscan serle fieles a toda costa.

Quisiera escribir de cada uno de ellos ya que han marcado mi vida al ver su compromiso y al ver como algunos aún a su corta edad, tienen una entrega y pasión extraordinaria.

Sirvo con un hombre que siempre está sirviendo al Señor aparte de las muchas actividades que su trabajo le demandan. Hace algún tiempo, lo buscaron y le hicieron una oferta de trabajo en la cual le ofrecían la cantidad de dinero que el gana a la semana pero en un día. Este trabajo sería en Houston Tx, la empresa se encargaría de arreglar todos los papeles necesarios como la visa y dentro de esto le ofrecían estancia. Este hombre rechazo el trabajo, ¿por qué? porque hace algún tiempo Dios dio una palabra de que vendrían cosas tremendas para la iglesia a lo cual él se aferró y decidió quedarse para ver el cumplimiento de la palabra de Dios en vez de gozar de dinero, comodidad, riquezas y éxito laboral.

Sirvo con un hombre que hace algunos días le ofrecieron un empleo extraordinario ya que es un puesto que solo puede tener una persona y el afortunado fue él. Este hombre estaba muy emocionado así que pregunto acerca de este trabajo a lo cual le explicaron los horarios y los día de asistencia. La situación fue que estos horarios interferían con las horas en las que él está sirviendo en el ministerio a lo cual, sin titubear lo rechazó.

Sirvo con una mujer que desde que recibió a Cristo, no puede dejar de pensar en la eternidad de las personas y desde hace un tiempo tiene un sueño que arde fuertemente en su corazón. Este sueño es que en algún tiempo acabando la universidad (ya que es una joven) quiere ir a algún lugar del medio oriente para llevar el evangelio como misionera y dentro de su visión está literalmente morir allá por persecución a causa de Cristo.

Sirvo con un hombre que no puede esperar en salir de su carrera, que de hecho no deja de expresar las ganas que tiene de salir de ahí para poder dedicarse completamente a servir al Señor. Este hombre tiene un negocio el cual va creciendo cada vez mas y la misión de este negocio es poder comprar Biblias, libros y poder financiar misioneros con las ganancias.

Sirvo con mujeres que en vez de invertir el tiempo de sus vacaciones de viaje en playas o en cualquier lugar de diversión, decidieron invertirlo en servir al Señor en lugares que no son turísticos, cómodos ni muy vacacionales. De hecho el servicio que realizaron en este lugar fue de albañilería. Usaron picos para hacer pozos, usaron palas para hacer mezclas, usaron cinceles para romper rocas y nunca fueron a algún recorrido turístico.

Sirvo con un hombre que tiene una preparación académica excelente por lo cual varias empresas le han ofrecido empleo, aún en otros países. Este hombre a veces pareciera no saber lo que quiere ya que las decisiones y los planes que toma son tan diferentes, quiere estar en otro país como misionero predicando el evangelio, quiere servir en la iglesia con los niños, quiere estar sirviendo en un centro de rehabilitación donde los alcohólicos y drogadictos son restaurados por el evangelio, quiere enseñar la palabra y quiere dirigir reuniones de oración. Pareciera que no sabe lo que quiere cuando en realidad lo que quiere es muy claro, ¡es servir al Señor y extender su reino! Lo quiere hacer como sea y en donde sea. Hasta ahorita no ha aceptado ninguno de sus ofertas de trabajo ya que interfieren con su servicio al Señor y le ha dado mas importancia a esto.

Sirvo con un hombre al que se le presentó la oportunidad de irse de intercambio a otro país con una beca del 100%, la cual este hombre rechazó ya que le dio mas importancia a una reunión de oración que dura dos horas y se realiza un día a la semana.

Sirvo con una mujer que un día vio debajo de un puente a muchos indigentes a lo cual su corazón fue movido a misericordia y ella junto a su madre comenzaron a llevar alimento y el evangelio a estos hombres. Han enfrentado algunas situaciones de inseguridad ya que es en la noche a la hora que van y no hay posibilidad de ir en la tarde porque estos hombres solo van a este lugar para dormir en las noches y no ha habido hombres que puedan acompañarlas. Aún con estas situaciones de inseguridad no dejaron de ir ya que le dieron mas importancia a la salvación de estos hombres que a su seguridad.

Sirvo con una mujer que asiste cada determinado tiempo a una cárcel para llevar el evangelio a los presos. Esta mujer ha enfrentado así mismo, situaciones de inseguridad sin embargo esto no la ha detenido.

Cada uno de los breves comentarios anteriores son solo una parte y son solo algunos ejemplos de los hombres y mujeres con los que tengo el privilegio de servir.

¿Imprudentes?
¿No tienen una vida que vivir?
¿No tienen un futuro?

Exactamente, la respuesta es “No”.
Cada uno de ellos han tomado líteralmente los siguientes versículos:

Lucas 14
25 Una gran multitud seguía a Jesús. Él se dio vuelta y les dijo: 26 «Si quieres ser mi discípulo, debes aborrecer a los demás —a tu padre y madre, esposa e hijos, hermanos y hermanas— sí, hasta tu propia vida. De lo contrario, no puedes ser mi discípulo. 27 Además, si no cargas tu propia cruz y me sigues, no puedes ser mi discípulo.

28 »Sin embargo, no comiences sin calcular el costo. Pues, ¿quién comenzaría a construir un edificio sin primero calcular el costo para ver si hay suficiente dinero para terminarlo? 29 De no ser así, tal vez termines sólo los cimientos antes de quedarte sin dinero, y entonces todos se reirán de ti. 30 Dirán: “¡Ahí está el que comenzó un edificio y no pudo terminarlo!”.

31 »¿O qué rey entraría en guerra con otro rey sin primero sentarse con sus consejeros para evaluar si su ejército de diez mil puede vencer a los veinte mil soldados que marchan contra él?32 Y, si no puede, enviará una delegación para negociar las condiciones de paz mientras el enemigo todavía esté lejos. 33 Así que no puedes convertirte en mi discípulo sin dejar todo lo que posees.

Estos hombres y mujeres no viven para lo terrenal sino para lo eterno.

Colosenses 3

3  Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.

2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Les amo, les honro, les respeto y le doy gracias a Dios que me da el privilegio de servir con este tipo de personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s