Halloween, disfraces y las obras de las tinieblas.

Halloween, disfraces y las obras de las tinieblas. 

Estamos en el mes de Octubre y es un mes en el que todos sabemos, se celebra Halloween. Las redes sociales se llenan de diversas publicaciones en donde algunos disfrutan el Halloween disfrazándose y asistiendo a alguna fiesta que lo celebre. Mientras algunos otros, lo critican y publican su desacuerdo con esta celebración. Unos lo critican por ser una celebración estadounidense que ha venido a reemplazar nuestras “tradiciones mexicanas” y otros lo hacen por ser una festividad en donde se promueven y celebran las “obras de las tinieblas”, principalmente los cristianos.

Esto sucede año tras año de la misma manera y este año no ha sido la excepción, y es por esta misma razón que dedico esta publicación a hablar del tema de Halloween. Quiero compartir algo que creo el Espíritu Santo ha hablado a mi corazón en cuanto a este tema.

Como creyentes, entendemos que hemos sido llamados a no participar de celebraciones que promuevan algo relacionado con el reino de las tinieblas. Por lo tanto, un evento en el que todos se disfracen de diablos, fantasmas, demonios, calaveras, zombies, etcétera, no encaja en una celebración que tenga que ver con las cosas de Dios, por lo cual el 31 de Octubre no debe de ser un día en el que el cristiano debe celebrar, ya que éste debe estar atento y no dejarse engañar por estas celebraciones “diabólicas”.

Me llama mucho la atención que realmente gran mayoría de cristianos despiertan a un sentido de alerta en ese día y aún más, se muestran celosos de las convicciones firmes que tienen en su fe, se vuelven estudiosos de historia buscando las raíces del Halloween y el por qué está mal, y finalmente se muestran devotos al Señor procurando fidelidad a las cosas de Dios por encima de las “obras de las tinieblas”.

Esto es maravilloso sin embargo, yo me pregunto, ¿y qué de los otros 364 días del año?; ¿y qué tal si el Halloween es una distracción?

¿A qué me refiero a que si Halloween es una distracción?

Me refiero a: ¿Qué si Halloween solo sirve para que ese día, hagamos un esfuerzo muy grande para “combatir” las practicas de las tinieblas y que al final del día, estemos satisfechos por haber cumplido el llamado de no participar de las obras oscuras y entonces, esta satisfacción nos haga dejar el sentido de alerta y por consecuencia, los siguientes días del año tengamos una vida pasiva que no esté atenta al engaño?, ¿Qué tal si Halloween se pone un disfraz los otros días del año?

 Quiero que podamos ver que Halloween no es el único día en donde muchos están participando en las obras de las tinieblas, de hecho, muchos de los que reprenden el Halloween realmente están celebrando las obras de las tinieblas los otros días del año.

Para entender esto es necesario ir a la Escritura y definir en sí lo que son las obras de las tinieblas.

Romanos 13: 11 Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. 12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. 13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

Según nuestra cultura evangélica, las obras de las tinieblas son Halloween, calaveras, diablos, brujas y de más.

Según la Biblia las obras de las tinieblas son glotonerías, borracheras, lujurias, lascivias, contiendas y envidias.

¿Lo ves?

Te das cuenta que Halloween resulta ser una gran distracción para crear una definición muy diferente a la definición que la Biblia (la Palabra de Dios), le da a las obras de las tinieblas.

No estoy promoviendo en ninguna manera la celebración del Halloween, más bien, estoy exponiendo la realidad de los otros días del año en los cuales es muy probable que estemos celebrando las obras de las tinieblas sin saberlo así.

Si eres de los que creen que si te disfrazas el día de Halloween, participas del reino de las tinieblas y de las cosas del diablo, te tengo una noticia según los versículos anteriores. Emborracharse es exactamente lo mismo que celebrar Halloween. De manera similar, la gente siempre se emborracha en celebraciones, ya sean de cumpleaños, bodas o logros. También estar en contienda con una persona, teniendo la razón o no, es lo mismo que disfrazarse de una bruja o demonio en ese día ya que es disfrazarse de un juez que puede juzgar juicio sobre la vida de otro: “no merece mi perdón”.

Quiero aprovechar el sentido de alerta en el que los cristianos están en este momento (por ser Octubre), para animarlos a estar atentos los otros días del año. A ser celosos y firmes con nuestras convicciones en el Señor. A ser estudiosos de la palabra y de la historia para renovar nuestro entendimiento. A ser fieles seguidores de Jesucristo todos los días de nuestra vida. Finalmente, a desechar las obras de las tinieblas y nos vistamos del Señor Jesucristo (Romanos 13.14).

Gualo Salinas.

3 comentarios en “Halloween, disfraces y las obras de las tinieblas.

  1. Gracias a DIOS por jóvenes como tú, que El SEÑOR siga levantando hijos , no importa la edad, que sean sensibles y entendidos del tiempo en que ha sido establecido, y vivir la manera de ÉL, dejar que CRISTO Viva verdaderamente en cada uno de ese hijo, Su hijo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s