La generación de cristianos “Hippies”.

A lo largo de la historia, podemos darnos cuenta que ésta se distingue por diferentes etapas que tienen sus propias características y sus propias tendencias. Lo interesante de la historia es que de ella podemos aprender el “por qué” de mucho de lo que vivimos en el presente.

Esta entrada quiero dedicarla a una situación en particular que he estado observando recientemente en nuestra generación, específicamente en la generación de jóvenes cristianos (aunque también en muchos adultos).

Mi intención no es hacer una crítica con el afán de escribir en contra de un grupo de personas, más bien es que todos podamos despertar a esta situación, es señalar las características de esta situación para poder identificar de una manera más clara si es que ésta nos está afectando y finalmente poder tomar cartas en el asunto.

Hay un suceso que marcó la historia por una gran multitud de jóvenes que compartían un ideal, que para ellos, sería lo que cambiaría el mundo entero.

Este suceso que quisiera mencionar es el evento “Woodstock”. Un evento que tuvo su realización por primera vez en el año de 1969. Woodstock fue un evento al que se calcula que asistieron alrededor de 400,000 jóvenes que por tres días estuvieron reunidos bajo el nombre del “amor y paz”. En dicho evento predomino la música, el sexo y las drogas. Aunque ellos no lo nombraron como un evento “hippie”, fue bien conocido como tal.

Cuando vemos los números y cómo es que este evento marcó a una generación, es inevitable prestar atención a los factores que hicieron de este evento algo tan masivo.

Lo que antecede a este evento es un tiempo de mucho dolor, de mucha tragedia y mucha impotencia. Eventos como la segunda guerra mundial y la guerra de Vietnam habían causado un sin fin de muertes, dejando muchos hogares con mujeres viudas e hijos con un padre heroico que dio su vida por la patria. La muerte de cada soldado, en el núcleo familiar daba como resultado junto con el dolor, la gran responsabilidad sobre muchos jóvenes y adolescentes que tuvieron que crecer con la gran tarea de cuidar de sus casas. Esta nueva generación creció con muchas heridas, con grandes responsabilidades, y con variedad de problemas políticos y económicos.

Este trasfondo de dolor y de grandes responsabilidades, hicieron que creciera una generación “sin infancia”, sin amor y sin paz la cual años después, naturalmente estalló masivamente en eventos como el “verano del amor” o el evento del que hablé anteriormente “Woodstock”.

Actualmente, así como en Woodstock, veo que hay una tendencia creciendo en nuestra generación de cristianos. Esta tendencia es de jóvenes que sin darse cuenta, movidos por un corazón rebelde y orgulloso comienzan a caminar un cristianismo libertino, independiente y fuera del orden que Dios ha establecido en su palabra. Lo sutil de esta tendencia es que es bajo el emblema del “amor de Dios”, sin embargo no es mas que el abandono de responsabilidad, del orden y de los procesos de Dios.

Los cristianos “hippies” son aquellos que rechazan el orden que Dios ha establecido y viven según lo que les haga felices, viven el “amor de Dios” y “la Paz que sobrepasa entendimiento”.

En la Biblia, vemos como Dios estableció que el evangelio y Sus planes se llevarían a cabo a través de Su Iglesia, el cuerpo de Cristo. En Su Iglesia, Él ha establecido orden a través de diferentes responsabilidades. En Efesios 4:11 vemos que el Señor ha insituido un orden dentro de la Iglesia.

Dentro del cuerpo de Cristo, Dios nos ha dado a cada creyente las herramientas necesarias para cumplir los propósitos de Dios:

  1. Los líderes: en la Escritura veremos que los primeros cristianos eran enseñados, discipulados y enviados a través de un liderazgo. Los líderes tienen como función instruir, guiar, reprender, exhortar y ayudar a cada creyente en su proceso.
  2. Las Escrituras: aunque la Biblia Dios nos la ha provisto para que de una manera personal conozcamos cada vez más a Dios y Su voluntad, encontraremos que la Biblia no es de interpretación privada. Ésta ha sido creada para estudiarse colectivamente.
  3. Los miembros de la Iglesia: es una realidad que en la Iglesia habemos gente imperfecta, lo cual nos obliga a estar lidiando con dificultades y problemáticas todo el tiempo. Esto Dios lo ha diseñado para que podamos desarrollar el carácter de Cristo en nuestras vidas.

La verdad es que Dios no levanta ministerios personales ni ajenos a Su Iglesia. En la Biblia no encontraremos “Apóstol Pablo Ministries” o “Apóstol Pedro to the World”, más bien, vemos que la mano de Dios estaba sobre la Iglesia, “La Iglesia de Corinto; de Éfeso; de Tesalónica; de Filadelfia; etcétera”.

Cuando el libro de los Hechos habla de nuevos creyentes, éste dice que habían sido “Añadidos a la Iglesia” (Hechos 2:47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.)

No ignoremos esta verdad, necesitamos al cuerpo de Cristo, no podemos amar al Señor y aborrecer a Su novia. Necesitamos aprender, necesitamos ser responsables, necesitamos el orden que Dios ha establecido y necesitamos abrazar cada proceso de Dios.

Así que, quiero terminar esta entrada dando algunos puntos de lo que caracteriza a un cristiano hippie:

1. No se congregan: “yo puedo orar en mi casa y Dios me escucha”.

no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

 

2. No reconocen el liderazgo en la Iglesia: “solo Jesús es mi Señor y mi Pastor”

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,
Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.

10 Él trata con particular severidad a los que se entregan a sus propios deseos sexuales pervertidos y desprecian la autoridad.

3. Hacen la obra de Dios independientemente de su Iglesia: “Tengo un llamado, así que estoy obedeciendo la voz de Dios en mi vida”.

Aún el Apóstol Pablo, se sometía al orden de la Iglesia esperando ser enviado por la Igleisa a cumplir su llamado:

Hechos 13: 2- 3 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

 

4. Andan de Iglesia en Iglesia: “Necesito aprender de la palabra de Dios así que voy a muchas Iglesias y células para aprender mucho”; “Yo busco la unidad en la Iglesia como Jesús lo dijo entonces quiero unir a todas las Iglesias”.

La realidad es que la Biblia hace las distinciones entre las diferentes Iglesias en el nuevo testamento. Esto no está mal, de hecho la ilustración más clara es cuando se habla del cuerpo de Cristo y cada uno de sus miembros. La Iglesia se compone de diferentes miembros y cada uno de ellos tienen una función específica. Así que no pretendamos ser pie-mano-oreja-ojo. Seamos fieles donde Dios nos plantó y sirvamos comprometida y desinteresadamente.

Hebreos 3:10

10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación,
Y dije: Siempre andan vagando en su corazón,
Y no han conocido mis caminos.

5. Justifican todo lo que hacen bajo la excusa del amor de Dios: “No fui a la Iglesia porque me fui a un monte a orar con Dios en intimidad a solas”; “Tenía que ir para que vieran el amor de Dios en mi”; “Tengo mis propios planes para que todos puedan conocer del amor de Dios”.

Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.
Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.

 

Termino con esta ilustración: Los cristianos hippies son como una planta que todo el tiempo está cambiándose de maceta. La realidad es que esta planta no podrá crecer y eventualmente morirá.
Te animo a plantarte en tu Iglesia, para que puedas llevar a cabo los planes de Dios en tu vida. Te animo a comprometerte con tus líderes y servir fielmente en tu congregación. Te animo a echar raíces en tu Iglesia y amarla como tu casa. Te animo a abrazar los procesos de Dios en tu vida y a no correr en tu llamado. Te invito a no evitar las responsabilidades, el orden y los procesos de Dios. Te invito a ser un seguidor de Cristo.
Gualo Salinas.

 

6 comentarios en “La generación de cristianos “Hippies”.

  1. Hola. Un saludo fraternal. Tomando en cuenta lo dicho y acentuado. La palabra y la profecía es para edificacion y no de interpretacion privada.
    Estoy de acuerdo en casi su totalidad del tema a tratar. En el 2do punto de “No reconocer el liderazgo de la iglesia” se cita Hebreos 13:17 habla de sometimiento y de obediencia. Solo que unos versículos antes señala un detalle al pareser muy ligero pero de suma importancia que marcaría una gran diferencia. No podemos seguir un liderazgo así solo porque si y a ciegas.
    Me refiero al lo escrito en ese mismo libro y capítulo pero en el verso 7 Hebreos 13:7 Nos invita a CONCIDERAR (esto envuelve muchísimo) se refiere a VER, ANALIZAR, CON DETENIMIENTO, PARTE POR PARTE y basados en eso, que se CONCIDERE “EL RESULTADO” no de cualquier cosa sino el RESULTADO DE SU CONDUCTA (otra cosa que significa muchísimo mas) nos habla de conciderar como se conduce, como se comporta, como acciona y reacciona, si vive lo que predica, si enseña la palabra de verdad. Las escrituras nos invitan a escudriñar las escrituras como los de la iglesia en Berea. Los cuales eran MÁS NOBLES porque no se c9n formaban sólo con escuchar y tragarce lo que el mismo apóstol les predicaba. Hacían un juicio, CONCIDERABAN, lo que se les enseñaba pero lo corroboraban para VER si lo que les predicaban era cierto y de acuerdo a las escrituras o no. Eso es hacer un criterio juicioso o jusgar lo que se escucha en una predicacion.
    Este PEQUEÑITO punto o detalle es algo que marca una GRAN DIFERENCIA en cómo, cuando, porqué y en que momento se debe someter a un liderazgo conciderando primero este punto. Dios es Dios de orden las cosas en su lugar y no es a ciegas.
    No soy rebelde al compartir esto creo que también al 8gual que en los tiempos antiguos este tipo de problemática se presentó porque los líderes espirituales del pueblo fallaron en cumplir con sus responsabilidades y al pueblo le faltó conocimiento, VERDADERA INSTRUCCION para enseñarlos a discernir entre lo bueno y lo malo lo justo y lo injusto (labor, trabajo, Y RESPONSABILIDAD encomendada a los líderes en aquel tiempo. Pero ahora es responsabilidad de TODO CREYENTE escudriñar las escrituras para no ser engañados c9n falsas doctrinas por falsos maestros.
    Podría decir casi sin temor a equivocarme que ese tipo de actitud de lo que se señala como “cristiano heppie” es un reflejo del trabajo realizado por los lideres. Sin el afán de ofender.
    Y sólo por mencionar algo: ¿Sabemos porque las escrituras nos compara o nos señala como cerdos?
    Primero porque el cerdo. Es un animal inmundo o impuro. Segundo porque dentro de las características que lo describen están el tener la pezuña bífida lo cual lo hace parecer algo aceptable por su pie lo qud representa su forma de caminar “santidad” pero su form de comer o de procesar lo que come no lo acredita como algo aceptable NO RUMEA LO QUE COME. SE LO TRAGA.
    Agradesco el favor de su atención. Pido disculpas si fui muy extenso. Pero mi único fin es tratar de compartir para edificacion. (perdón por mi correo electrónico sólo es algo diferente no me considero asi) Bendiciones. Shalom.

    Me gusta

    1. Raúl, agradezco tu tiempo para leer el artículo y sobre todo de tomarte el tiempo para comentar. Así mismo agradezco la preocupación por contribuir a la enseñanza de las Escrituras. Estoy de acuerdo contigo en el comentario en cuanto a las autoridades en el liderazgo. Es verdad que ha habido mucho abuso y error en los líderes (generalizado) en algunas Iglesias (no en todas). En un sentido, en este artículo estoy dando por hecho que las personas utilizan un sentido común para estar en una Iglesia sana en donde se predica la Sana Doctrina, de no ser así, es recomendable que busquen una. Es buen tema el que tocaste y valdría la pena escribir de eso. Te agradezco el tiempo. Que el Señor te bendiga!

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola Gualo, hace poco descubrí este post. Y la verdad me gustaría comentarte que me identificó y para nada me siento orgullosa llevo 5 años estudiando lejos de mi hogar y no me he plantado en ninguna iglesia… Lo cual a estas alturas me tiene fatal no porque haya dejado de creer en Dios o algo así sino porque me presionan a ir a la misma que va mi familia en mi ciudad y de la cual no quisiera formar parte. Si ánimo de juzgar sino de las cosas que veo todo es dinero, se les da responsabilidades a gente en pecado público, mi mamá me dice que debo mirar a Dios pero es innevitable no ver esas cosas. Dios me ha dado pastores del corazón en otra iglesia que son muy preocupados de mi, nunca me han forzado ni intentado que me cambie pero a mi al terminar mi carrera y volver a casa me gustaría cambiarme a esa iglesia, llevaba toda mi vida en la misma iglesia que va mi familia completa y hace un par de años voy a esta otra iglesia de vez en cuando y conocí el maravilloso bautismo del Espíritu Santo que anhelo experimentar y me siento muy a gusto aunque toda mi familia diga que debo estar donde todos están. Pero ver estas cosas no me deja avanzar. Que me aconsejas cambiarme o no? Ojalá me contestes. Dios te siga bendiciendo! Leeré más de tus post. Gracias

    Me gusta

    1. Hola Alejandra.
      De antemano gracias por tu comentario, por el tiempo de leer el artículo y por compartir tu situación.
      Cuando hablamos de cambios en la iglesia, es complejo ya que cada caso tiene un contexto sumamente diferente.
      Por lo que escribes, puedo darme una idea, sin embargo, la realidad es que la idea que pudiera tener yo aún es muy general y no muy específica.
      Y ya que un cambio de iglesia implican muchos factores, mi respuesta va a ser con algunos consejos que considero importantes en el tema.

      – Primero, te animo a buscar una iglesia sana en donde hayan pastores que sean cercanos y personales. No importa que solo sea por un tiempo y que después regreses a tu casa. Esto es para que puedas seguir creciendo en tu relación con Dios y que puedas recibir un consejo de alguien cercano a tu vida, que puedas recibir un consejo de alguien con el que puedas platicar en persona.

      – Segundo, obviamente ninguna iglesia es perfecta y todas tienen sus errores, sin embargo, si hay casos en el que personalmente creo que debe haber un cambio, incluso, en veces, creo que debe haber un éxodo de una iglesia. ¿cuándo?, cuando no se predica a Jesucristo como único y suficiente salvador. Cuando no se usa la Biblia como la máxima autoridad y norma suprema de verdad. Cuando hay manipulación desde el púlpito. Cuando la salvación no se predica solamente por fe y se hace un sobre énfasis en las obras y en el “desempeño” cristiano para ganar algo de Dios.

      – Tercero, muchas veces sucede que cuando asistimos regularmente a una iglesia tenemos ciertas impresiones de algunas cosas, pero hasta que nos acercamos a preguntar y nos sembramos más profundamente en la iglesia, entendemos el por qué y nuestra percepción cambia. Entonces, no sé que tan cercana fuiste a tu iglesia en tu casa pero puede ser que haya una percepción incorrecta. (aunque si hablamos de pecados evidentes si es un problema).

      – Cuarto, el hecho de ir una iglesia y ver ciertas manifestaciones no es sello de garantía para considerar una iglesia como la correcta. Un amigo se fue a una iglesia porque habían muchos milagros ahí, y al final resultó ser un lugar lleno de mala doctrina y de manipulación.

      Yo te diría que las características para escoger una iglesia es:

      1. Saber que lo que se predica es Biblia y no solo las experiencias de pastor o sus opiniones.
      2. Ver que realmente se le haga un fuerte énfasis a la biblia.
      3. Ver a la familia del pastor y sus líderes cercanos,
      4. Ver que sea una iglesia con diferentes tipos de persona (no solo un grupo de “perfectos”) sino que sea una iglesia donde llegan perdidos, llegan nuevos, hay de diferentes niveles sociales etetc.
      5. Ver que lo que se predique sea a Jesucristo y a éste como suficiente para salvar, para transformar y para renovar.

      espero que todo esto haya sido de ayuda!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s