Deleite en el secreto

Deleite en el Secreto

Comparto un mensaje que recientemente compartí.
Introducción

Se ha hablado mucho del lugar secreto, el hecho que sea repetido el tema quieredecir que es importante. Cuando la Biblia repite mucho un tema quiere decir que el Señor le está dando énfasis y un sentido de importancia.

La pregunta realmente es ¿le estamos dando la importancia que el Señor le da al lugar secreto?

Si fuéramos honestos ¿Cuántos realmente estamos asistiendo al lugar Secreto?

El día de hoy quiero que a la luz de la Escritura podamos darnos cuenta del enfoque del lugar Secreto ya que muchas veces podemos estar teniendo ese tiempo con un enfoque incorrecto, también hablaremos de lo que ahí podemos encontrar y esto hará que realmentequeramos ir al lugar secreto y notengamos que ir.

Desarrollo

Muchas veces tendemos a espiritualizar muchas cosas y nos quedamos siempre en lo espiritual sin embargo hay que darnos cuenta de cosas naturales, de realidades que aún son bíblicas por ejemplo, por el hecho de ser Cristianos, el Espíritu Santo habita en nosotros y somos guiados por Él pero así mismo somos de carne y hueso, así como en romanos 7 dice esa “ley del pecado” que Pablo encuentra en su ser, esa naturaleza que le hace hacer lo que no quiere y no hacer lo que quiere. Tenemos una carne, que siempre tiende a lo opuesto a Dios, que siempre tiende a pecado.

Marcos 14:36 – 38

Jesús está por enfrentar el momento de la crucifixión, es el tiempo de mayor tribulación, de mayor importancia en su vida. Su alma esta angustiada hasta lamuerte, Jesús se encuentra en agonía, entonces le pide a sus discípulos que oren por Él.

Estos discípulos sin importar la situación y la gravedad de esta, se quedan dormidos. Entonces Jesús muestra una revelación que debemos entender:

“el espíritu a la verdadestá dispuesto, pero la carne es débil” Este versículo ya conocido por muchos está escrito en un contexto de oración.

Debemos entender que como seres humanos tenemos esta realidad en la que el espíritu está dispuesto a las cosas de Dios, ninguno de los que están en la iglesia podrían hacer una afirmación diciendo: “Yo no quiero orar, yo no quiero entraren el lugar secreto” Esto es porque el Espíritu Santo pone en nosotros ese deseo sin embargo nuestra carne se opone a esto.

La verdad es que no vamos a querer orar, porque nuestro ser siempre busca su comodidad, busca su satisfacción, busca su bienestar, etcétera.

Por lo tanto debemos de buscar ser disciplinados para estar con un compromiso en el lugar secreto.

Sabiendo que realmente no queremos, el compromiso con el Señor debe ser:

1.   Una Determinación

2.   Una Disciplina

3.   Un Deleite

Primero debemos estar determinados para hacer el compromiso, entonces debemos ser disciplinados, tomar las medidas necesarias para administrar nuestro día para tener tiempo de Calidad en oración. Algunos piensan que debe de ser en las mañanas, otros dicen que en las noches, otros dicen que tres veces al día. La verdad es que no hay una fórmula para estar en tiempos de intimidad con el Señor y con esto podemos ser muy prácticos, ¿A que hora estás mas despierto, disponible y con tiempo?

Por ejemplo, por mucho tiempo yo pensaba en tener mi tiempo de intimidad con el Señor en la mañana, sin embargo después de medio día, ni siquiera me acordaba de que había orado en la mañana, no me acordaba de que había leído ni de lo que el Señor me había hablado así que comencé a tener mi tiempo de intimidad con el Señor en la noche, sin embargo, últimamente he estado con muchos que haceres, muy ocupado y muy cansado, entonces me di cuenta que en las noches estaba medio adormilado ya apresurando el tiempo de oración para dormir mas pronto. Cuando me di cuenta de eso tomé la decisión de orar en las tardes y en la noche, así para poder tener un buen tiempo de calidad con el Señor.

Hay que ser prácticos y disciplinados.

Así como existe esta realidad de debilidad en nuestra carne, así mismo hay otra verdad con la cual Dios nos creó.

Fuimos creados para deleitarnos, esto es una realidad en nuestras vidas.

En cada ser humano hay una necesidad de ser deleitados por algo o por alguien.Esto se ve reflejado en la cantidad de consumismo que existe, en la insaciable “Necesidad” de las personas por querer siempre mas.

Esta necesidad de deleite no es pecado, es la manera en la que Dios nos creó. El problema es que ese deleite usualmente lo buscamos en las cosas que el mundo nos ofrece y es ahí cuando comenzamos a perdernos ya que ninguna de las cosas creadas pueden traer la plenitud y completa satisfacción a nuestras vidas.

Al leer los siguientes salmos, podemos encontrar algo fascinante:

Salmo 27.4

Elanhelo de David ante situaciones de guerra es estar en la presencia del Señor para contemplar su hermosura.

Salmo 42. 1 – 2

El salmista expresa y hace una analogía de un ciervo que necesita agua para sobrevivir, asi mismo él está necesitado de la presencia de Dios.

Tiene un anhelo y una necesidad por la presencia de Dios.

Salmo 84. 1 – 2

Una vez mas tenemos esta misma expresión de un anhelo de estar delante del Señor.

Salmo 130.6

El salmista expresa el anhelo de la presencia de Dios más que un día mas de vida.

Esta serie de salmos nos muestran ese anhelo y ese deleite que estos hombres tenían en la presencia de Dios volviéndolo un anhelo intenso que regía sus vidas.

Siendo honestos, ¿Cuántos de nosotros podríamos expresarnos de la misma manera por la presencia de Dios?

La verdad es que muchas veces en el lugar secreto lo último que encontramos es deleite. Muchas veces parecíera una carga el hecho de orar y estar en el lugar secreto, el problema no es el lugar secreto, el problema somos nosotros ya que no hemos encontrado el deleite en ese lugar. ¿Por qué?

Cuando estamos en intimidad con el Señor, vamos al lugar secreto y estamos pidiendo pormuchas cosas, intercediendo, estamos acercándonos con un enfoque eterno pero externo.

“Cuando nos acercamos a la presencia de Dios, nos acercamos con un enfoque eterno pero externo”

No es malo el hecho de estar intercediendo, pidiendo por los demás, clamando por otros, sin embargo no nos damos cuenta que el objetivo de el lugar secreto es el Señor del lugar secreto.

El propósito de estar en ese tiempo que separamos de todo el día es para estar con Jesús.

Nuestro enfoque debe ser externo pero interno al lugar secreto, al decir interno me refiero a lo que está en ese lugar y lo que está en ese lugar es el que sea cerca y el Señor.

Al estar en el lugar secreto con todos nuestros problemas, los problemas de nuestros conocidos y los problemas de las naciones será imposible salir de ahí con un buen sabor de boca. Al decir esto no quiero de decir que está mal y que siempre debemos estar cómodos y contentos, realmente hay un dolor en nuestros corazones pero debemos encontrar el deleite en la presencia de Dios.

De esta manera seremos plenos, de esta manera ya no tendremos que ir al lugarsecreto ahora querremos ir al lugar secreto ya que será un verdadero deleite para cada uno de nosotros.

Conclusión

Nunca entremos al lugar secreto sinencontrarnos con el Señor del lugar secreto.

Entremos a encontrarnos con Jesucristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s